banner convenio.jpg

Inicio Noticias “El capitalismo está en una fase de recesión mundial”
“El capitalismo está en una fase de recesión mundial” PDF Imprimir E-mail
Lunes, 18 de Agosto de 2014 14:30

*Afirma filósofo alemán, doctor Anselm Jappe, invitado por el Núcleo de Investigación sobre Arte y Nuevos Medios, perteneciente al Convenio de Desempeño para las Humanidades, Artes y Ciencias Sociales de la UV.

“El capitalismo está en una fase de recesión global, que no puede ser superada continuando en el mismo terreno del dinero, el trabajo y la mercancía”, afirmó el doctor Anselm Jappe, filósofo alemán, profesor en la École des Hautes Études en Sciences Sociales de París y de la Accademia di Belle Arti de Frosinone, Italia. El académico estuvo en la Universidad de Valparaíso invitado por el Núcleo de Investigación sobre Arte y Nuevos Medios, perteneciente al Convenio de Desempeño para las Humanidades, Artes y Ciencias Sociales.

Diversas son las actividades que desarrolló el doctor Jappe en la UV: el seminario “¿Es aún útil Marx para comprender el mundo actual? Introducción a la crítica del valor”, del 11 al 20 de agosto, para el postgrado en Filosofía; el coloquio acerca del destacado crítico social, artista y cineasta Guy Debord, el miércoles 13, y una conferencia abierta al público en el Parque Cultural de Valparaíso, el viernes 22 de agosto, a las 16:00 horas.

Crisis del capitalismo


En el seminario que el profesor Jappe dicta para los alumnos de postgrado, se incluye el tema “La crisis irreversible del capitalismo. Su dimensión económica, ecológica y energética. ¿Hacia una humanidad superflua?”. Consultado sobre dicha crisis, el académico explica:

“Desde el año 2008, en términos generales se ha comprendido que nuestro modo de vida está en crisis. Pero en realidad esta crisis tiene raíces que son mucho más profundas y que vienen de mucho antes. La explicación más superficial atribuye toda la responsabilidad al mercado, al aspecto financiero y a los bancos. Pero en realidad lo que se llama la ‘financiarización’ es más bien la consecuencia de un proceso mucho más antiguo. Para decirlo brevemente, en el capitalismo sólo el trabajo es lo que crea el valor que se representa en el dinero. Por lo tanto, sólo el trabajo en su ejecución agrega un valor nuevo a lo ya existente. La tecnología en cuanto tal no crea valor”.

Sin embargo, añade Jappe, “la competencia obliga a todos los capitalistas a crear nuevas tecnologías. Y eso, que puede ser considerado como una ventaja en el caso particular del capitalista, en el sistema general es una desventaja. Y es por eso justamente que el empleo generalizado de la tecnología es un peligro para todo el sistema de ganancias. Entonces tenemos este riesgo de ir hacia un sistema donde hay verdaderamente muy pocos trabajadores, pero al mismo tiempo muy pocos consumidores. Ahora bien, el recurso del crédito ha servido durante mucho tiempo para enmascarar esta inestabilidad del sistema”.

No quedan espacios

Indica el profesor que estos “son procesos que se han instalado a más tardar a partir de los años 70. Las últimas crisis no han hecho más que hacer visible esta inestabilidad. Y al mismo tiempo, vemos que ya no existen espacios para construir un nuevo tipo de capitalismo, no quedan espacios que conquistar para el capitalismo. El capitalismo por lo tanto está en una fase de recesión global, que no puede ser superada continuando en el mismo terreno del dinero, el trabajo y la mercancía. En verdad no hay una crisis en la producción material: seguimos produciendo muchísimas cosas, demasiadas cosas; sin embargo, existe una no coincidencia entre este crecimiento material y la forma que este crecimiento debe tomar”.

Lo que sucede, entonces, es que “en esta sociedad no podemos tener riqueza sin trabajar o sin apropiarse del trabajo del otro, y al mismo tiempo cada vez es más difícil trabajar. Estamos por lo tanto en una sociedad de trabajo, pero en la cual ya no hay más trabajo. De hecho, por lo menos desde hace cuarenta años los políticos de todos los lados no hacen más que prometer un retorno al trabajo pleno, a una sociedad donde ya no haya cesantía. Pero en realidad nunca hemos visto aquello, ya que es justamente el desarrollo de las fuerzas productivas lo que torna inútil el trabajo. Sin embargo, nos encontramos con el hecho de que es muy difícil esta realidad de base. De hecho tanto en la izquierda política, en el centro como en la derecha, se afirma que podemos volver al mismo sistema sólo cambiando algunos detalles”.

La situación en Chile

Respondiendo sobre su opinión acerca de la situación de Chile, que está en un proceso de reformas, Anselm Jappe señala que “Chile, de hecho, durante mucho tiempo ha sido considerado una suerte de país modelo respecto del modelo neoliberal. Creo que en el contexto latinoamericano es el único país clasificado con la letra A por los sistemas de ránking. Al mismo tiempo, vemos que existen injusticias e inequidades extremas. Sabemos que el sistema de educación ha sido profundamente criticado, o que servicios públicos como el transporte funcionan muy mal”.

Añade: “Es verdad justamente que para contradecir el hecho de que estamos en una crisis siempre se nos presentan cifras: el 0,05 por ciento de personas que están sin trabajo, cifras por aquí y por allá. Sin embargo, esto no oculta la realidad. Por ejemplo, en Europa la mayoría de las personas tienen la sensación de que viven mucho peor que antes. Por ejemplo, las cifras en torno a la cesantía no tienen mucho sentido si al mismo tiempo sabemos que aquéllos que tienen trabajo no ganan lo suficiente como para pagar sus arriendos”.

Doctor Anselm Jappe.

 
 

Autenticación