banner convenio.jpg

Inicio Noticias UV entregó grado de Doctor Honoris Causa al filósofo francés Jacques Rancière
UV entregó grado de Doctor Honoris Causa al filósofo francés Jacques Rancière PDF Imprimir E-mail
Jueves, 10 de Noviembre de 2016 21:40

*Distinción se basa en la originalidad, validez y relevancia de su obra. Rector Aldo Valle destacó que el nombramiento distingue a la institución.

En una ceremonia solemne que tuvo lugar en la Escuela de Derecho, la Universidad de Valparaíso entregó este miércoles el grado de Doctor Honoris Causa al destacado filósofo francés Jacques Rancière. El acto fue encabezado por el rector Aldo Valle, quien fue acompañado por el secretario general, Osvaldo Corrales; el decano de Humanidades, Juan Estanislao Pérez, y el director del Magíster en Filosofía, Adolfo Vera.

El acto contó asimismo con la presencia del prorrector, Christian Corvalán; el contralor interno, Cristián Moyano; el decano de Medicina, Antonio Orellana; el decano de Arquitectura, Juan Luis Moraga; el consejero cultural de la Embajada de Francia, director el Instituto Francés de Chile, Jean Claude Reith, y el alcalde electo de Valparaíso, Jorge Sharp.

El profesor Adolfo Vera, quien ha acompañado a Jacques Rancière en todas sus actividades de la semana, fue el encargado de presentar los méritos del filósofo, mientras que el secretario general estuvo a cargo de leer el decreto 5068, que consagra el nombramiento del académico francés como doctor Honoris Causa.

Tras entregar la medalla y el diploma que consagran la integración de Jacques Rancière al claustro de la Universidad de Valparaíso, el rector Valle hizo uso de la palabra, destacando que este hecho distingue a la institución, y que se basa en la originalidad, validez y relevancia de la obra del filósofo. Del mismo modo, presentó una reseña de la historia de la UV, heredera de la Universidad de Chile, universidad pública que enfrenta el abandono por parte del Estado, y que es “refugio para la inteligencia libre, lo que en Chile tiene costos muy gravosos”.

Al término de la ceremonia, el nuevo doctor Honoris Causa agradeció el nombramiento, y presentó una síntesis de su trabajo, revisando desde la génesis sus ideas sobre la emancipación y la aventura singular del método de la igualdad.

Perseverar y resistir

El rector Aldo Valle se refirió al significado del pensamiento de Rancière: “En Chile, tener la condición de universidad estatal es una manera de perseverar, pero también de resistir, en ese sentido más genuino, que es que las universidades sean espacios de autonomía, de independencia. Porque tienen que ser precisamente constructoras de la emancipación intelectual de que habla el profesor Rancière”, afirmó, añadiendo que “me ha parecido que su obra es muy pertinente para los tiempos que vivimos, en que parece privilegiarse más bien la uniformidad del pensamiento, la uniformidad o la homogeneidad intelectual”.

Valle subrayó asimismo que Rancière “ha tenido en Chile un rol muy importante, porque su obra es reconocida. Le he agradecido que haya puesto ideas, conceptos y palabras en tantos jóvenes que quieren dejar de estar ausentes en su propia historia. Y de esa manera simbolizamos esta distinción académica, porque es desde luego una expresión de gratitud de nuestra comunidad universitaria, al talento, a la originalidad del pensamiento del profesor Jacques Rancière”.

Orgullo

Por su parte, el profesor Adolfo Vera destacó la importancia de haber entregado el grado de Doctor Honoris Causa a Jacques Rancière: “Estamos en presencia de uno de los filósofos más importantes de la actualidad, que proviene de hecho de una de las generaciones tal vez más influyentes, más importantes de la filosofía francesa y mundial, universal de las últimas décadas. Por lo tanto, naturalmente es de una enorme relevancia, y a nosotros nos llena de orgullo que el profesor Rancière forme parte de la Universidad como doctor Honoris Causa”.

En su intervención, el rector de la UV destacó que el nombramiento correspondió a una decisión unánime del Consejo Académico de la Facultad de Humanidades, y no se originó por decreto. Al respecto, Adolfo Vera comentó: “Es muy cierto. Es un autor leído en nuestra Universidad, estudiado no sólo por los estudiantes de Filosofía, sino que también en la Escuela de Cine, en Arquitectura. Por lo tanto es un filósofo que es importante en nuestra Universidad, no es alguien que venga de afuera, que surja de la nada, sino que es un autor cuyos libros están —yo diría todos los que están en español— disponibles en la biblioteca de Humanidades, en la biblioteca de Arquitectura, sus textos sobre cine son de una enorme importancia. De modo que efectivamente es un doctorado Honoris Causa que surge de la Universidad misma, no de sus autoridades; como diría Rancière, del tejido sensible mismo de la Universidad”.

Finalmente, comentó la importancia de poner en agenda el tema de la educación igualitaria: “Yo creo que en el tema de la igualdad, la visión que tiene Jacques Rancière es una de las visiones más originales que se ha dado. Sabemos que el pensamiento conservador siempre ha afirmado que los seres no somos iguales, que los seres humanos somos siempre desiguales y que cada uno tiene distinto talento, por lo tanto no podemos generar políticas públicas que perjudiquen a unos supuestamente más talentosos por dar ciertos beneficios a otros que serían menos talentosos. Rancière destruye absolutamente, con argumentos que son muy sólidos, históricos además, aquella concepción. Y a todos aquellos que pensamos justamente que la igualdad es un bien fundamental por el cual luchar, su obra nos sirve y nos inspira muchísimo”.

La materialización de la visita de Jacques Rancière es resultado del esfuerzo conjunto del Instituto de Filosofía y la Escuela de Cine UV, con el apoyo de Rectoría y el Convenio de Desempeño para las Humanidades, Artes y Ciencias Sociales.

 
 

Autenticación