banner convenio.jpg

Inicio Noticias Charla pública de Jacques Rancière repletó el Aula Magna de la Universidad de Valparaíso
Charla pública de Jacques Rancière repletó el Aula Magna de la Universidad de Valparaíso PDF Imprimir E-mail
Martes, 08 de Noviembre de 2016 20:47

*El destacado filósofo francés recibirá este miércoles el grado de Doctor Honoris Causa de la institución.

Superada en su capacidad se vio el Aula Magna de la Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso, con motivo de la charla pública dictada por el filósofo francés Jacques Rancière. El académico fue invitado por la casa de estudios para otorgarle el grado de Doctor Honoris Causa, y ha estado desarrollando una intensa agenda, con actividades tanto internas como abiertas a todo público.

Es así como este lunes, Rancière fue recibido por las autoridades de la UV, encabezadas por el rector Aldo Valle. Por la tarde, presentó el libro “Reflexiones con Jacques Rancière”, del sello editorial de la casa de estudios. Este martes, dictó la conferencia pública “El tiempo de los no vencidos. Tiempo, ficción, política”, evento que contó con una elevada asistencia de público, incluyendo a numerosos académicos y estudiantes. Por la tarde, presentaba la película “Las armonías de Weickmeister” (2002), del cineasta húngaro Béla Tarr en el Parque Cultural de Valparaíso.

El miércoles, el filósofo recibirá la distinción de Doctor Honoris Causa. Cabe destacar que la propuesta de dicha investidura fue realizada directamente a Rancière por el rector Valle, en una visita en mayo del año pasado al Departamento de Filosofía de la Universidad de París 8, en la que el académico es profesor emérito.

La universidad pública

En sus reflexiones sobre la ideología, la lucha de clases y la igualdad, destaca la obra “El maestro ignorante. Cinco lecciones para la emancipación intelectual”, de 1987. Allí Rancière describe el método revolucionario que el pedagogo Joseph Jacotot puso en acción tras la Revolución Francesa: un proceso educativo que no sólo persigue la igualdad, sino que parte desde ella, estableciendo lazos horizontales entre docentes y estudiantes.

En ese marco, Rancière fue consultado sobre el rol de la universidad pública en la educación igualitaria. Señaló: “Para mí, el rol de la universidad pública es el de permitir, en el fondo, la relación entre lo que hay más avanzado en investigación y por otro lado el estudiante, no importa cuál sea su origen o su trasfondo social. Creo que la universidad pública no está para mantener un saber común a todo el mundo, sino que verdaderamente para permitir a los estudiantes devenir ellos mismos investigadores y participar en una comunidad justamente de investigadores”.

Para el filósofo, ese rol “es hoy más importante que nunca, ya que la educación de la universidad pública tiene que ver con dar programas muy avanzados en los ámbitos de los diplomas, o de la economía, pero también hay que recordar que las universidades son un campo de producción, de transmisión de saberes que no son preprogramados. Por consiguiente, siempre hay una lucha constante de las universidades públicas contra los proyectos que pretenden finalmente integrar a las personas en la economía global, pero que al mismo tiempo forzosamente programan el fracaso de la universidad, el fracaso de los profesores y el fracaso de los estudiantes”.

La filosofía en los colegios

Por otro lado, Jacques Rancière se refirió a la importancia de enseñar filosofía a los escolares, tema que en Chile ha sido materia de discusión en más de alguna ocasión. Al respecto, afirmó: “Es muy difícil medir exactamente el rol de la enseñanza de la filosofía, pero pienso que en los establecimientos secundarios la filosofía justamente ha jugado el rol de una disciplina que está un poco aparte, y por consiguiente que no obedece a una suerte de programación de los saberes, que no obedece a una finalidad más o menos decidida desde lo alto”.

Añadió: “No estoy seguro de que necesariamente la filosofía transmita valores universales, pero pienso que ha jugado efectivamente del rol de un curso donde de pronto todas las lógicas de transmisión normales de los saberes se interrumpen. Creo que ha jugado ese rol la filosofía y creo que esto es muy importante. Recuerdo muy bien que en la universidad donde yo enseñaba había muchos estudiantes que venían de clases profesionales, de clases técnicas, y la clase de filosofía para ellos era un momento justamente donde esta especie de destino social que era el suyo de pronto se anulaba; para ellos era una especie de pequeña luz en el universo. Creo que es muy importante que guarde uno justamente esta enseñanza que no tiene una finalidad bien determinada, pero que es como un momento de libertad, de interrogación para los estudiantes”.

El libro

“Reflexiones con Jacques Rancière”, del sello Editorial UV, según consigna su contraportada, está “compuesto por múltiples voces. Por una parte, la voz, la escritura de Rancière. Por otra, la escritura de diversos autores y autoras, intelectuales que en esta ocasión piensan a Rancière y con Rancière”. La publicación “dialoga, discute y comparte posiciones diferentes frente a variados temas: desde las movilizaciones estudiantiles a la historia y el arte; desde el desencanto general al problema de la filosofía y su enseñanza. Un libro que piensa la actualidad, que reflexiona su presente, que no se queda simplemente en la interpretación interminable de las palabras del maestro sino que, muy por el contrario, las pone en juego, las comparte, las aplica para entender, aunque sea en parte, los acontecimientos de nuestra época”.

El libro fue editado por Gustavo Celedón, doctor en Filosofía por la Universidad París 8, académico de la UV, y Patricia González, doctora en Filosofía, profesora de la UPLA. Contiene tres artículos de Jaques Rancière, “Emancipación intelectual y educación hoy”, “Autonomía e historicismo: la falsa alternativa. Sobre los regímenes de historicidad del arte” y “Nosotros que somos tan críticos…”, más una entrevista inédita realizada al filósofo por Rosario Olivares y Gustavo Celedón en 2012. Asimismo, incluye artículos escritos por Carolina Ávalos, María Natalia Cantarelli, Carlos Contreras, Facundo Ferreiros, Cristina Hurtado y Adolfo Vera.

La presentación del libro tuvo lugar en la sala Musicámara del Centro de Extensión UV. El acto fue abierto por Cristián Warnken, director de Editorial UV, y consideró la participación de Adolfo Vera, director del Magíster en Filosofía de la UV y quien ha sido anfitrión y traductor de Rancière; los editores Gustavo Celedón y Patricia González, y el exdirector del Departamento de Filosofía de la Universidad París 8, Patrice Vermeren.

La visita


La materialización de la visita de Jacques Rancière es resultado del esfuerzo conjunto del Instituto de Filosofía y la Escuela de Cine UV, con el apoyo de Rectoría y el Convenio de Desempeño para las Humanidades, Artes y Ciencias Sociales.

Nacido en Argelia en 1940, Jacques Rancière es filósofo, profesor emérito de la Universidad de París 8 Vincennes Saint-Denis. Es uno de los filósofos más importantes de la actualidad. Sus reflexiones sobre política, estética y filosofía ocupan un lugar importante en el pensamiento contemporáneo. Ha escrito más de veinte obras sobre literatura, cine, arte y política, entre ellas, “La lección de Althusser”, “El desacuerdo”, “Aisthesis”, “El maestro Ignorante”, “Béla Tarr. El tiempo del después”, “La noche de los proletarios”, “El hilo perdido. Ensayos sobre la ficción moderna”, “Las distancias del cine” y “El espectador emancipado”.

 

 
 

Autenticación