banner convenio.jpg

Inicio Noticias UV imparte primer doctorado interdisciplinario en la región
UV imparte primer doctorado interdisciplinario en la región PDF Imprimir E-mail
Martes, 06 de Enero de 2015 14:15

*Programa desarrollado por el Convenio de Desempeño para las Humanidades, Artes y Ciencias Sociales está destinado a formar investigadores de primer nivel.

Un programa diferente, único en la región, destinado a formar investigadores de primer nivel, inserto en Valparaíso y vinculado con la comunidad es el Doctorado en Estudios Interdisciplinarios sobre Pensamiento, Cultura y Sociedad, desarrollado en el marco del Convenio de Desempeño para las Humanidades, Artes y Ciencias Sociales, UVA0901.

Según explica Manuel Cárdenas, director del programa, se trata del primero que tiene la Universidad de Valparaíso en el área de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales, lo que lo hace muy particular. “La interdisciplinariedad aquí se verifica en varias formas; primero, que hay personas de diferentes unidades, que habitualmente no trabajan juntas y que hoy tienen un espacio para encontrarse en torno a líneas de investigación bien concretas y en las cuales van a realizar las actividades, sean de investigación, de docencia o extensión”, señala.


Otra particularidad, añade Cárdenas, “es que no es lectivo, no tiene clases. Varios programas de doctorado tienen durante los dos primeros años materias que cada doctorando debe cursar. Nosotros hemos eliminado eso, porque creemos básicamente que la investigación es una actividad que se aprende haciendo investigación, por lo tanto desde el primer año, a cambio de esos cursos, hemos incorporado lo que hemos llamado inserción a la investigación”. Esto significa que “desde el día uno, cada estudiante que ingresa al doctorado va a estar inserto en un equipo de investigación concreto, que tiene un proyecto, con financiamiento externo, y en el cual va a empezar a aprender de esta manera más colectiva. Y ahí vamos a ver, de una manera mucho más individualizada, qué competencias necesita desarrollar esa persona, en términos de investigación, para que su tutor vaya trabajando directamente con él”.

Trabajo de taller

Aclara el académico que lo anterior no implica que el estudiante vaya a estar solo. “Tenemos una segunda actividad, que dura dos años y que se llama Taller Interdisciplinario, donde estarán todos los estudiantes con muchos profesores. Ahí van a conocer el trabajo de todos los profesores del claustro, ahí vamos a tener posibilidades de discutir, de leer juntos. La idea es retomar un poco esta figura del estudiante de Arquitectura, ya que investigar, como cualquier oficio, requiere trabajo de taller. En este trabajo de taller vamos a hacer cosas que tienen que ver con la investigación, vamos a leer, vamos a escribir, vamos a intercambiar experiencias de investigación, y vamos a pensar ciertos conceptos que son relevantes; vamos a tratar de dar alguna vuelta de tuerca a cuestiones que a nosotros nos parece que son de importancia en el aprendizaje de los estudiantes”, explica.

De esta forma, el doctorado requiere de mucha autonomía de las personas que ingresan, “y que probablemente escoja a estudiantes que vienen ya con alguna experiencia de investigación en el cuerpo. Se trata por lo tanto de un formato muy particular, donde aprendemos haciendo juntos, y donde tenemos efectivamente exigencias altas, en términos de que cada estudiante deberá desarrollar los productos tradicionales de investigación, papers, capítulos de libros, textos en general, pero además estamos incorporando productos no convencionales de investigación; estamos pensando en obras, básicamente, pero también en reflexión sobre obras, y en cuestiones como documentales, que permiten un trabajo mancomunado. Si uno se fija en las líneas de investigación, éstas son muy variadas: tenemos sociólogos, historiadores, psicólogos, antropólogos, filósofos, artistas. Y qué pasa: que en una línea como esa efectivamente el trabajo que se puede hacer es mucho más rico, y por otra parte los productos que se pueden generar también son distintos de los habituales”.

Una apuesta

Por lo anterior, destaca Manuel Cárdenas, “este doctorado para nosotros es toda una apuesta. No creemos que haya un doctorado de carácter similar en nuestro país, y hay muy pocos en la región. De hecho, en poco tiempo estaremos viajando a explorar convenios de intercambio académico y estudiantil con dos programas en México que son interdisciplinarios, con los cuales nos interesa trabajar; en Argentina probablemente vamos a explorar, y en Brasil, para poder tener una mirada mucho más centrada en nuestro propio entorno regional, como en países que tienen otras experiencias de investigación interdisciplinarias”.

Respecto de quiénes pueden postular al Doctorado en Estudios Interdisciplinarios sobre Pensamiento, Cultura y Sociedad, el director del programa señala que los requisitos están definidos de manera muy básica por la tenencia de un grado, sea de licenciado o magíster, en alguna de las áreas a las que hace referencia el Convenio de Desempeño. Aclara, en todo caso, que “eso no significa que no podrían llegar personas de otras áreas, que tendrán que justificar muy bien por qué están interesados, o cómo su trayectoria se engarza con los contenidos de este programa”.

En ese sentido, añade, “está abierto a la participación de personas diversas. Esa diversidad es muy importante para los estudiantes de este programa. Pero también vamos a favorecer el ingreso de personas que tengan ciertas competencias, algunas muy generales, esta autonomía de la que hablaba, la capacidad de trabajar con otros, pensamiento crítico, y que también posean, ojalá y a pesar de trayectorias cortas en investigación, alguna experiencia o alguna motivación que sea demostrable en investigación. Gente que ha trabajado en proyectos Fondecyt, como ayudante de investigación, personas que han realizado actividades de recogida de datos en proyectos, que hay hecho ayudantías. Vamos a pedir que hagan un texto, un artículo, sea en colaboración con sus profesores o en forma individual”.

La idea es tener “un espectro de personas que quieren formarse como investigadores, y eso es lo que vamos a tratar de detectar en el proceso de selección. Proceso que está muy regulado: en la página web dei.uv.cl tenemos toda la información sobre el proceso de selección”.

Apoyo a los doctorandos


Destaca Cárdenas que “como este doctorado nace en el Convenio de Desempeño, tiene la posibilidad de ayudar a financiar o de financiar a los estudiantes, no sólo con la exención del pago de los aranceles, sino además con ayudas para la mantención, que les permitan estar dedicados jornada completa al trabajo de investigación”. De esta forma, en la primera cohorte del doctorado “tenemos pensado por lo menos seis ingresos en esta categoría. Y pensamos en un total de entre cinco y diez cupos, la verdad es que queremos ser muy rigurosos. Podría estar el cien por ciento becado, en la primera cohorte, por cuatro años. Y estamos en un proceso de evaluación, con la Dircal, de manera tal de en marzo poder presentarnos a la acreditación, para que la segunda cohorte llegue ya con posibilidad de becas Conicyt, por ejemplo”.

Se trata de un doctorado pensado de manera distinta, enfatiza Cárdenas. “Pensado además para relacionarse con la comunidad dentro de la cual está inserto. Nos interesa establecer convenios con entidades locales, difundir apropiadamente las actividades que se hagan, tratar de hacer investigación que esté de alguna manera situada en el contexto regional. De manera tal que podamos ser en el futuro un referente, no sólo a nivel local; partir por establecer un firme arraigo con la comunidad. Porque sabemos que la apuesta de hacer un doctorado desde Valparaíso resulta muy atractiva, porque teniendo una serie de problemas sociales, de los cuales queremos hacernos cargo, también tenemos una serie de fortalezas que esperamos sean atractivas para la gente que quiera venir a estudiar”.

El mejor nivel

El objetivo del doctorado es “tener investigadores del mejor nivel. Gente capaz de realizar investigación de manera autónoma, pero de un perfil muy particular, con un punto de vista sobre los fenómenos que no es disciplinar. El que quiera un doctorado disciplinar, tiene un montón, en todos lados, pero lo que no hay es este modo de acercarse a los fenómenos que articulan el análisis en que se centran los actores que están en los conflictos, y que de alguna manera permite observar los fenómenos con herramientas de diferentes disciplinas, de manera de mantener la complejidad del fenómeno investigado, y poder dar una versión más acabada de él”.

La convocatoria está abierta, y el plazo para el envío de postulaciones es el 25 de enero. El claustro está integrado por catorce profesores, y va a ampliarse durante el presente mes de enero. Se suman a ellos diez o doce profesores visitantes, más colaboradores e invitados, de modo que se espera llegar a unos treinta profesores.

 

Página web: http://dei.uv.cl/

Correo electrónico:  Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Manuel Cárdenas.

 
 

Autenticación